Bríndisi

Limestone, inspirado en los suelos de las casas nobles y los museos antiguos, es una piedra caliza apomazada que ofrece una destonificación suave entre tonos blancos y cremas. Su aspecto desgastado evoca la belleza de los suelos encontrados en el interior de iglesias centenarias. La superficie satinada y suave al tacto se enriquece con vetas hundidas que añaden profundidad y carácter, creando un ambiente que irradia sofisticación, historia y la sensación de estar en un lugar verdaderamente especial.

Decoración digital + (SJW +GF) + lappato

 

Más artículos